Vacaciones En Isla Margarita

¡Las montañas, el mar y usted!

Cenas bajo la luna en Isla Margarita

Cena bajo la luna de Isla Margarita

Visite nuestro sitio en el internet:
VacacionesEnIslaMargarita.com (Español)
IslaMargaritaBedandBreakfast.com (English)

¡Disfrute de tres días y dos noches de luna llena en Isla de Margarita, cenando bajo las estrellas, alrededor de nuestra romántica piscina! ¡Isla Margarita Bed and Breakfast le invita a vivir una experiencia inolvidable!

Le ofrecemos a usted y a su pareja:
Tres días y dos noches
Desayuno continental incluido
1 cena, para escoger:
carne, pollo o pescado; o pasta
dos contornos
postre
vino y pan
Música: Boleros

Las cenas se servirán a las 9 pm.

Total-Paquete Completo: Bs. F. 590
(Cupo limitado)

Las noches de luna llena en Isla Margarita para el resto del 2010 son:

2010 Oct 23 01:38 Sábado
2010 Nov 21 17:28 Domingo
2010 Dec 21 08:15 Martes

¡No te las pierdas! ¡Haz tu reservación!
Llama a los teléfonos:
0412.295.0024
0295.249.0772
0295.988.1605

islamarbb@gmail.com

Celebración de la Natividad de la Virgen del Valle, septiembre 8

Por Hilda Luisa Díaz-Perera
2010 Derechos Reservados

Cuida tu Isla Margarita

por Hilda Luisa Díaz-Perera.
2010 Derechos Reservados.

Mi esposo Nelson y yo solemos salir a pasear muy temprano en la mañana que es cuando más disfrutamos el día. Siempre vamos sin destino cierto, anticipando rutas y descubrimientos interesantes. Nos gusta ver cómo se van despertando los pueblitos, sentir el ir y venir tempranero de las carreteras, las playas, los peñeros que van poblando las bahías al regresar de la pesca. Nos llama la atención qué hacen los margariteños cuando se preparan para el día que están por vivir: cómo vuelven de la bodega con huevos, harina pan, o queso para el desayuno; cómo se reúnen los feligreses, a la entrada de las iglesias antes de empezar la primera misa del domingo; cómo las empanaderas preparan sus puestos para los clientes que empiezan a llegar como por arte de magia, como si tuvieran transmisión de pensamiento, en cuanto ellas están listas con la masa de harina de maíz y los distintos rellenos que les van a poner dentro a las empanadas. A esa hora, el sol es distinto, el día es niño, las sombras son tenues, la brisa es fresca y el mar parece no estar convencido todavía de cómo va a querer lucir, si verde o azul, si revuelto o en calma.

Como siempre llevo mi cámara para estar preparada por si acaso me encuentro con algo distinto o novedoso, tuve oportunidad de tomar estas fotos que ven en el vídeo arriba, de anuncios que piden a todos conciencia con el cuidado y protección de Isla de Margarita. No sé quién dedicó su tiempo para hacer estas composiciones, sencillas, artesanales, llenas de colorido que demuestran, sobre todo, el amor que sienten sus autores por esta bella región de Venezuela que es sin duda el Estado de Nueva Esparta. Estas obras de arte folclórico se encuentran entre Pedro González y Juan Griego. Están a la vera del camino para que las podamos ver y para que aprendamos y llevemos con nosotros sus mensajes. Por su carácter perecedero, por estar expuestas a los elementos y al maltrato de los autos y transeúntes, consideré importante tener estas imágenes en un formato que permitiera preservar lo que será algún día el pasado de Isla de Margarita.

Nosotros hace apenas dos años y medio que vivimos en la isla, pero hace muchos años nos dimos cuenta que este pedazo de tierra es único por su majestad y belleza. Es un regalo de Dios que nosotros los seres humanos debemos disfrutar y compartir, pero también proteger y cuidar. Es la responsabilidad que viene de la mano de cada privilegio. Los que vivimos en Isla de Margarita somos en verdad privilegiados, y por lo tanto nuestra responsabilidad es mantener limpia y protegida la naturaleza tan maravillosa que nos rodea.

Si eres habitante, haz un esfuerzo por no tirar tus desperdicios en lugares públicos. Trata de mantener recogido y bonito el exterior de tu casa. Si eres turista, no dispongas de tu basura en las calles de Margarita, ni tus botellas de cerveza en los campos de la Isla. No dejes tus vasos de anime y de plástico botados sobre la arena blanca de nuestras hermosas playas, ni alrededor de los contenedores de basura que están disponibles en todos los centros turísticos de Margarita y que a veces parecen ser invisibles. De paso, si traes tu camioneta impresionante y grandotota de la ciudad, deja el avasallamiento citadino allá, de donde vengas, y conduce con cuidado y humildad cuando transites por nuestras carreteras del interior que son muy estrechas, o por la 31 de Julio si vas camino a Playa Parguito o a Playa El Agua. Margarita está punteada de pequeños pueblos coloniales y sus calles corren muy cerca de las puertas de los hogares donde se congregan a conversar en el atardecer o cuando el calor sofoca, los miembros de familias enteras, entre los cuales se encuentran ancianos y niños pequeños. Recuerda que estás de visita y que son los habitantes de Margarita los que te ofrecen y extienden su hospitalidad.

Todos juntos podemos hacer de Margarita el verdadero paraíso que ya es… ¡limpio y protegido!

Las Puertas de Isla de Margarita

Por Hilda Luisa Díaz-Perera
2010 Derechos Reservados

Las Puertas de Isla de Margarita es un proyecto que comencé muy al azar hace dos años. Fui encontrando estas puertas y rejas poco a poco en los viajes de “exploración” que nos gusta hacer a mi esposo Nelson y a mí. No se me dieron fácilmente pues no abundan y hay que tener un ojo avizor que las identifique y las detalle. A veces las veíamos, pero no llevábamos la cámara. Escribíamos algunas señales a modo de dirección para regresar otro día y tomar la foto. De esta forma fuimos haciendo nuestra pequeña recopilación.

Las fotos no están sacadas con ningún equipo de tecnología de punta. Más bien nuestra cámara es de esas que son prácticamente para principiantes. No tiene lente especial ni se le puede instalar filtro alguno. Dependíamos de tener un pulso firme, un sol favorable para sacar una foto atractiva al menos, que no siempre era el caso, y mucha buena voluntad de plasmar uno de mis elementos favoritos de Isla de Margarita: las maravillosas “trinitarias” que es como se le dice aquí en Venezuela a las buganvilias. Tampoco tuve nunca un criterio específico acerca de qué estaba buscando. La puerta o reja “se me daba” como una extensión de las trinitarias que era lo que originalmente me había llamado la atención. Las mismas rejas, puertas y entradas después me llevaron a otras enredaderas de igual belleza. Como verá el lector, hay puertas elegantes y puertas humildísimas. Las hay de madera y de hierro forjado, entre muros de piedra local, de ladrillo cubierto de friso pintado, o sólo flanqueadas por las buganvilias.

Reja de entrada vía San Francisco, Macanao.

Reja de entrada vía San Francisco, Península de Macanao.

Después de ver todas las fotos juntas, me dediqué a buscar ese criterio que nunca tuve al escoger el conjunto de elementos que en definitiva escogí para fotografiar. En casi todas, la vegetación y específicamente las buganvilias, son el foco de atención, porque se convierten, casi por abracadabra, en un material más en la construcción de estas entradas. O sea, que además de adornos, las flores, en este caso, son parte integral del resultado de la composición de la entrada, sea puerta o reja. Estas fotos no serían las mismas sin la maravillosa explosión de estas impresionantes enredaderas. Es poco probable que la reja o puerta por sí sola hubiera captado nuestra atención.

Desde luego que el clima de Margarita, seco y desértico en algunas partes de la Isla, favorece enormemente el ímpetu de la floración. Los colores de las flores son tan intensos que hincan la vista. Debo darle crédito también al sol y al mar, ya que ambos se reflejan constantemente sobre todo en la Isla. Los que vivimos aquí podemos dar fe que el mar nunca es del mismo color y su proximidad por lo tanto afecta el color generalizado del día y su ambientación. Esto también ocurre con el sol que es quizás un mago omnipresente cuya luz rehúsa iluminar con la misma intensidad y el mismo ángulo en los mismos lugares. Sus destellos a veces tornan la atmósfera en algo denso de color plata translúcida casi palpable; sus sombras son misteriosas y en este proyecto se convirtieron en algo ineludible.

Pero eso no es todo: el entorno enfatiza o subraya la belleza del punto focal. Lo increíble es que los entornos, como se dan en la Isla, casi nunca podrían ser considerados como un atributo positivo para realzar estas entradas. La mayoría de los dueños de casa, se ocupan de limpiar sólo de sus puertas hacia dentro de sus propiedades. Hay polvo y tierra colorada por doquier. La yerba en los espacios públicos es inexistente. La que logra sobrevivir el abandono, se mantiene sin regadío y se corta muy de vez en cuando, o casi nunca. La recolección de basura, siempre incierta y atrasada, produce amontonamientos de bolsas de plástico rebosantes de desperdicios. Son abandonadas en un lugar convertido fortuitamente en transitorio centro de acopio, escogido por un anónimo que es normalmente, el que primero deja su basura allí. Eso es señal para que los demás vecinos comiencen a hacer lo mismo. Para rematar, los sábados y domingos las botellas de cerveza vacías se convierten en protagonistas del paisajismo de los fines de semana.

Puerta en La Mira

Puerta en La Mira

Poder fotografiar sin estos inconvenientes es una verdadera hazaña. Poder sobrevivirlos como elementos de embellecimiento lo es aún más. En su notoriedad dentro del entorno parejamente terracota sucio, la puerta o reja adquiere alma y vida propia por su magnífica belleza. Es crédito para el dueño de casa que desea entretener su mirada con algo atractivo. En ese proceso despreocupado, nos hace un regalo a los que como nosotros estamos atentos a esa sutileza no tan sutil, pues hay que estar ciego para no apreciar estos conjuntos individuales y aislados conformados por la cooperación del hombre y la pródiga naturaleza.

Nota: Aunque tengo y manejo Photoshop, este programa de software para manipular fotografías se usó únicamente para aprovechar al máximo el área fotografiada (crop), pero no para de alguna forma mejorar, retocar o perfeccionar la foto. Las fotos están crudas, en su estado original, con todas sus imperfecciones y las imperfecciones del objeto fotografiado.

Quiero darle las gracias a mi esposo Nelson que se presta para loquearme en estas cosas que se me ocurren. Muchas de estas fotos fueron tomadas por él, utilizando su mucha paciencia para aplacar mi mucha impaciencia.

Dia de los Enamorados y Carnavales en Isla Margarita Bed and Breakfast

¡Celebre el Día de los Enamorados y Carnavales con nosotros!

¡Isla Margarita Bed and Breakfast le ofrece un fin de semana espectacular para celebrar el Día de los Enamorados y Carnavales!

¡Cinco noches maravillosas por el precio de cuatro para dos personas en nuestra acogedora posada boutique, por Bs. F. 1400,00.

Escápese con su pareja y no se pierda estos días para celebrar el amor, unas alegres vacaciones y descanso en Isla de Margarita desde la noche del viernes 12 de febrero hasta el miércoles, 17 de febrero.

Nuestro precio incluye:

Servicio esmerado e individualizado
Desayuno continental
Cena romántica a media luz para enamorados con un plato principal, vino o sangría, pan, postre, café y cordial

Habitación con vista a la piscina

¡Haga sus reservaciones con tiempo! No lo deje para después. ¡Llámenos al 58.295.249.0072 / 58.412.295.0024 / ó al 58.295.988.1605 o visite Isla Margarita Bed and Breakfast (en inglés) y

La hallaca venezolana

¡Feliz Navidad!

Por Hilda Luisa Díaz-Perera.
2009 Derechos Reservados

(Ver recetas al final)
Quiero agradecer a toda la familia venezolana de mi esposo que es también la mía, a mis amigos venezolanos en EE.UU. y a los que ya tengo después de nuestra mudada a Venezuela, por darme la oportunidad de conocer sus costumbres, sus comidas, su música, su forma de vida y tradiciones.

Desde que era muy pequeña, mis padres, gracias a Dios, me inculcaron el respeto y la curiosidad por las manifestaciones culturales de todos los pueblos. Esta disciplina, que cuando llegamos a EEUU incluía levantarnos a mi hermano y a mí a las 6:30 de la mañana para leer una dosis de poesía o prosa martiana antes de salir para el colegio, fue fuertemente combatida por nosotros dos que protestábamos todos los benditos amaneceres, porque como es natural, leer a García Lorca, a José Martí y a Nicolás Guillén no era precisamente lo que queríamos hacer a esa hora de la mañana. Digo gracias a Dios, porque de ahí pasé a graduarme de la universidad con una especialidad en estudios hispanoamericanos y luego seguí a sacar la maestría en la misma disciplina. Lo que nunca me imaginé fue que a medida que pasaran los años ese deseo de conocer las costumbres de otros seres humanos, especialmente las costumbres de los latinoamericanos, se pudiera ampliar en un país como EEUU, que en mi época de universidad todavía era un país muy homogéneo y étnicamente aburrido.

Mi primera visita a Venezuela fue una explosión de maravillosas experiencias, porque coincidió con las Navidades que los venezolanos celebran sin complejos ni limitaciones, disfrutando cada segundo de la estación, y que normalmente comienza alrededor del 18 de noviembre, fiesta patronal de la Virgen de La Chinita. En esa visita, mi esposo Nelson me traía loca llevándome de aquí para allá, presentándome a amigos y familiares, y con ese cuento me recorrí casi toda Venezuela: Caracas, los Andes, las playas, Maracaibo, Valencia, Coro, Maracay, y bueno, el disloque, ya que después que terminábamos el día él me sentaba con sus padres o sus tíos dependiendo de dónde estuviéramos, y a modo de examen, para que vieran todo lo que yo había visitado ese día, decía muy ufano: “¡Cuéntales, cuéntales lo que viste hoy!

Entre las cosas que más me impresionaron fue la preparación de las hallacas. Yo había probado el delicioso nacatamal nicaragüense que, al menos los nicas que viven en Miami, usualmente lo saborean los sábados para el desayuno, pero no conocía la hallaca venezolana. Tampoco tenía noción de lo que implica hacerla. Cuando nos invitaron a ayudar a prepararlas en casa de unos amigos de Maracaibo, me llamó la atención que la visita comenzara a las 10 de la mañana. ¡No me imaginé nunca que el bonche duraría todo un día!

En Venezuela, la hallaca se le atribuye a los esclavos que, para sus propias comidas, según la tradición, guardaban las sobras de sus amos, las envolvían primero en masa de maíz y luego en hojas de plátano. Sin embargo, la realidad histórica de la experiencia culinaria americana continental es que los “paquetes” de masa de maíz existían en este hemisferio mucho antes de la llegada de los africanos ya que existen huellas de su presencia en la dieta de pueblos nativos como los aztecas, los mayas, y los incas, al igual que otros menos conocidos, que datan de entre 7000 a 5000 años A.C. O sea, que posiblemente, fueron ellos los que cocinaron por primera vez esta comida que llamaban tamalii y que se preparaban como ofrendas para sus dioses.

Según los historiadores, la palabra “hallaca” o “hayaca” quiere decir “paquete”. La hallaca es el pasado, presente y futuro de la comida navideña venezolana. La hallaca va más allá del paquete de masa de maíz. En diciembre, la salud de la economía de Venezuela se mide con el costo de los ingredientes de la hallaca normal. Cada año, hay segmentos en la TV que computan el costo promedio por hallaca y cuestionan si este plato de origen tan humilde podrá ser consumido por los humildes. La hallaca es indispensable en la cena de Nochebuena venezolana y a través de todo el país no se concibe el mes de diciembre sin este plato tan popular, de importante tradición nacional. La familia entera se reúne para preparar las hallacas ya que cada quien tiene una responsabilidad en su confección. Si la familia invita a un amigo a compartir el día, el amigo debe sentirse especialmente honrado ya que es prueba del afecto que dicha familia siente por él. Las reuniones están llenas de recuerdos, comida y canciones. Los clanes familiares se enorgullecen de tener cada uno su “receta milenaria” y “especial” que no comparten con nadie, receta que produce hallacas particularmente sabrosas y desde luego “únicas”, gracias al misterioso secreto culinario legado por una anciana abuela o tía.


Video: Amarrando las hallacas

La variante en la hallaca es su contenido, que va cambiando de región en región. pero que en general incluye cerdo, pavo, pollo, jamón, pasas, aceitunas, huevo, aceite, cebolla, ajo porros, cebollín, alcaparras, pimentón rojo, ají dulce, encurtidos en mostaza, vinagre, y sal, el consomé de las gallinas para el guiso, tocino, y hasta garbanzos en la region de los Andes. La masa se tiñe con el color anaranjado que destilan las semillas de onoto. Después de amarrarse con fino hilo de soga o mecate, los “paquetes” se sumergen en agua hirviendo para terninar de cocinarlos. Y no se hace ni una, ni dos, ni tres hallacas, no. Al final del día pueden quedar hechas más de un ciento, que se van consumiendo durante la temporada navideña, y se ofrecen al visitante o al amigo que pasa a saludar. En Nochebuena, las hallacas se acompañan con el inigualable pan de jamón, la ensalada de gallina y el pernil. Si tienen algún amigo venezolano, no pasen por alto la oportunidad de probar este exquisito ejemplo de la cocina folclórica de Venezuela.

¡Felicidades!

Recetas:

Hallacas/Hayacas

Hallacas

Pan de jamón

Pan de jamón

Ensalada de gallina

Ensalada de gallina

Ponche de crema

Ponche de crema (Venezuela)

Hallacas
Pan de jamón
Ensalada de gallina
Ponche de crema 1
Ponche de crema 2

La Laguna de La Restinga

Por Hilda Luisa Díaz-Perera. Derechos Reservados 2009

Cortesía de IslaMargaritaBedandBreakfast.com (English) y de VacacionesEnIslaMargarita.com (Español)

Nos encantaría que se hospedara con nosotros. Estamos ubicados a sólo 500 mts. de Playa El Agua.

¡Ya van quedando menos días para las fiestas! No se quede sin venir a Margarita por no reservar a tiempo. Haga ya sus reservaciones para Navidad. Aunque ya tenemos 100% de ocupación para el Fin de Año, todavía nos queda disponibilidad para Nochebuena. ¡Llame ahora, reserve y pásela con nostros!

¡Call us to make your Xmas and New Year’s Eve reservations!
¡Llame para reservar sus días de Navidad y Fín de Año!

+58.295.249.0772
+58.295.988.1605
+58.412.295.0024

“¡Nuestra mejor publicidad es su recomendación!”

“Our best advertisement is your recommendation!”


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.